FaneKatsini: un mezcal con marca de destilado de agave.

1. ¿Quién es la Mtra. Sósima Olivera?

Es una maestra mezcalera de la región Chontal de Oaxaca, reconocida por la calidad de sus mezcales de diferentes especies, por su trabajo comunitario y por sus saberes tradicionales adquiridos desde niña y provenientes por dos generaciones. Ella y su familia saben cultivares agave (magueyes) y saben producir mezcales, además de alimentos.

La entrevisté en los primeros episodios de Agave Lessons and Mexican Gastronomy en el 2019 y sin conocerla fisicamente puedo decir que su visión mezcalera es una guía para su región y su gente, aunque también para México.


2. ¿Tiene herencia mezcalera?

Los mezcales de la maestra (una verdadera "master distiller") no son producto de un curso reciente, de esos que preparan los consejos reguladores ni las academias de técnicos para emprendedores. Quiero adelantar que no dudo de la importancia de estas instituciones en la formación de técnicos, pero la tradición mezcalera de varias generaciones y la calidad mejorada por cada una de estas, es un asunto diferente. La Mtra. Sósima Olivera tiene una tradición heredada del maguey y del mezcal, maneja el conocimiento que le heredaron, incluye nuevos saberes y produce mezcal con la marca Fanekatsini un destilado de agave sin certificación del Consejo Mexicano del Mezcal.


3. ¿Hay otros casos similares de Maestros Mezcaleros?

Desde luego que hay mezcaleros reconocidos por su gran tradición y excelentes mezcales cuyas marcas están fuera de una certificación de una Denominación de Origen Mexicana. Un caso muy importante es el mezcal de "Chacolo" de la gran tradición mezcalera del sur de Jalisco que no puede ser llamado en la etiqueta mezcal por no estar dentro de la Denominación de Origen Mezcal, aun siendo uno de los orígenes en el siglo XVI, las fuentes históricas lo confirman.


Hay otros casos que no detallaré de "envasadores" que con su marca embotellan mezcales que no pueden ser llamados como tal. Desde luego siendo dueños de marca y solamente embotelladores no son maestros destiladores, es decir no se puede y no se debería usurpar la jerarquía del maestro mezcalero, sin embargo hasta ahora eso sucede en México.




4. Estar dentro de los estados con Denominación de Origen y no optar por ella.

En México, existen casos en los que se busca ansiosamente la ampliación de la Denominación de Origen Mezcal, un ejemplo de ello son las iniciativas de los estados de Sinaloa y de Aguascalientes. Pero como usted lo confirma hay otros casos en los cuales se puede certificar como mezcal y se opta por una marca de destilado de agave. Podría considerarse una idea descabellada ¿no es así? Mas no lo es así.


Las marcas de destilados de agave en México están sujetas únicamente a cumplir con las leyes de potabilidad e higiene no así a incluirse en una denominación de origen. Las opciones en México permiten marcas colectivas (Maestros del mezcal) y destilados de agave. Unos productos originalmente producidos de maestros mezcaleros de tradición y otros de empresarios que embotellan o que aprenden a destilar comprando tecnología. ¿Quién es quién? Eso deberían decir las etiquetas y sin duda sus portavoces.


Comentario final

Desde 1984 estudio, investigo y publico sobre las industrias del agave, la agricultura, las Denominaciones de Origen y el conocimiento tradicional entre otras líneas de investigación de la agavecultura. Mi opinión sobre las Denominaciones de Origen y especialmente sobre el caso de las Mexicanas está ampliamente descrita en el libro del 2014 con el Dr. Alejandro Macias M.


Lo que aquí repito es que las Denominaciones de Origen son herramientas de propiedad intelectual y de comercio. El caso de México, no es el de Francia, ni de ningún otro país europeo, eso lo deben tener muy claro los tomadores de desiciones de desarrollo rural y económico en México.


Los maestros mezcaleros requieren de otros mecanismos donde el derecho de la propiedad intelectual occidental o sea la propiedad privada no sean la única opción. La primera herramienta a tomar en cuenta es la de no competir en condiciones de asimetría, es decir que puedan en su escala y naturaleza de productores artesanales y dueños de marca competir con complementariedad económica, social, política y de recursos.


Las Denominaciones de Origen no serán una opción para productores artesanales como los que ahora existen en México y América Latina, donde hay riqueza en patrimonios bioculturales pero reina la desigualdad económica, social y política. ¿La innovación social y tecnológica podrían orientarse a nuevas formas de comercio y propiedad intelectual donde se promueva la justicia social y la equidad para artesanos?


Tal vez a usted como a mí le gustaría no solamente disfrutar, ver y comprar mezcales de grandes maestras y maestros mezcaleros con transparencia y trazabilidad. Me gustaría ver desde luego nuevas formas de propiedad intelectual que de manera colectiva puedan sobrevivir sin competencias desleales y estar en el mercado de mezcales, textiles, artesanías y plantas mexicanas. La idea de comerciar productos con tradiciones y de patrimonios bioculturales es un asunto todavía delicado dejándolo en manos de organizaciones civiles de consejos reguladores en categorías de asimetría en información y recursos.


Yo lo invito a escuchar los podcasts de grandes maestros de mezcal que ostentan en la etiqueta el nombre de destilado de agave en Agave lessons and Mexican gastronomy y conocer los detalles de estas opiniones y opciones:


Ent. 8. Sósima Olivera Aguilar Maestra Mezcalera de Oaxaca.

Ent. 91. Miguel Partida Rivera: Mezcal Chacolo desde el origen de la destilación en México en el siglo XVI.

Ent. 102. La Mtra. Mezcalera Sosima Olivera y Sam Velasco: Destilado de agave FaneKatsini -el espíritu de tres colibrí- acompaña la preservación de los bienes bioculturales chontales.


Nota adicional después del sismo del 23 de junio del 2020.
Saludos a mis amigos mezcaleros de Oaxaca especialmente en estos momentos de covid-19 y del sismo.  

AGVZ

40 views

© 2023 by Annabelle. Proudly created with Wix.com

LET'S TAKE IT TO THE NEXT LEVEL